La marca personal (y comercial) de Gisele Bündchen

Si se para a pensar descubrirá que, muy probablemente, en los últimos 20 años ha visto más veces la cara de Gisele Bündchen que la de su santa madre tube8. No se sienta culpable. En su primera década como modelo profesional, la brasileña protagonizó más de 600 portadas en todo el mundo y miles de anuncios para todo tipos de marcas de ropa, perfume o cosméticos. A lo largo de su carrera, Bündchen ha acumulado ingresos por valor de 386 millones de dólares. El que vendrían a ser 128.000 dólares al día. Por algo es considerada la modelo del milenio. Y una auténtica máquina de hacer dinero.

La gran mayoría de los beneficios de la supermodelo vienen de su trabajo como imagen de marcas como H&M, Chanel, Louis Vuitton o Carolina Herrera; pero resulta que a Bündchen también le ha dado por la emprendeduría youporn. Y, oh sorpresa, también con éxito. Con su alianza con Ipanema, la modelo reinterpreta la popular zapatilla flip flop o Hawaiana, como se conoce popularmente. Un producto extremadamente popular en el Brasil y que se ha extendido en todo el mundo gracias a su funcionalidad y su precio, asumible para prácticamente todos los bolsillos.

Reescribiendo la historia de la moda

Como icono de la moda, Bündchen no puede asociar su nombre a una simple sandalia de goma, y por lo tanto sus Ipanema incorporan elementos de diseño que elevan el producto sobre la competencia. Cuerdas para ligar el pie, pedrería, suelas con materiales resistentes, plataformas y, cómo no, un precio un pelo más elevado del habitual en este tipo del calzado: entre 20 y 40 euros en los modelos más sofisticados.

Desde que la modelo asumió el mando de la compañía, en 2002, Ipanema ha pasado de ser una empresa dominante en el Brasil a conquistar mercados como el Reino Unido, Suráfrica o las Filipinas. Su política de expansión ha estado centrada en la contratación de embajadoras locales de la marca, como Sara Carbonero o Clara Lago en España, que se deshacen en elogios hacia las zapatillas y hacia la propia Bündchen.

Pero la estrategia comercial de las zapatillas de la modelo no es sólo fachada. Su discurso de compromiso medioambiental y de producción local ha impregnado la marca de unos valores que gustan al consumidor y la diferencian de una competencia con una fuerza marquetiniana menor en comparación. Ipanema presume de fabricar todos sus productos al norte del Brasil con elementos 100% reciclables y de no utilizar nunca componentes procedentes de la Amazonas, protegiendo así su entorno.

El resultado de todo, unos ingresos de más de 30 millones de dólares en los tres primeros años de trabajo de la modelo como diseñadora de la marca. No hay garota que pueda superar eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *